Ejemplo de discurso de bautismo

Es muy importante que escriba su carta con cuidado. La guía modele2lettre le brinda consejos sobre cómo escribir una carta modelo %variable%. Continúe leyendo esta página para obtener más información.

plantilla de carta Ejemplo de discurso de bautismo Ser nombrado padrino o madrina en el bautizo de un niño es un privilegio. Para decir cómo te sientes y agradecer a los padres, es muy necesario escribir un discurso. Sin embargo, esto no es una obligación. El padrino puede decidir no pronunciar un discurso en la ceremonia o en la recepción del bautizo. No hay reglas para el texto del discurso. No hay reglas para los textos del discurso y no hay un discurso perfecto. Lo importante es que hable con el corazón. Para que el texto sea auténtico, diga lo que realmente siente sobre su papel y el amor que aporta al niño y a la familia. Como se le han confiado las etapas de la vida religiosa del niño, es de gran importancia agradecer a los padres en su discurso. Por lo tanto, para tener un texto original, es necesario escribirlo uno mismo. Si no tienes palabras, un breve discurso puede servir. Si no te sientes cómodo hablando en público, es importante que estudies tu texto con suficiente antelación. De esta manera, no se sentirá bloqueado cuando hable
▼ Mostrar la suite ▼

Abajo está nuestra plantilla de carta de muestra:

Hace unos meses, me pidieron que fuera el padrino de (nombre del niño). Me preguntaba en qué consistía este papel. Tengo preguntas que sólo he podido responder hoy. Ser padrino de (nombre del niño) es mucho más que una persona que asiste a la ceremonia de bautismo en la iglesia. Es alguien que recibe mucho amor y lo comparte después. Querido (nombre del niño), tus padres me han dado el privilegio de ser tu padrino (madrina). Para este mejor momento de tu vida, me gustaría darte mi mayor regalo: mi inmenso amor. También quiero que seas el niño más feliz del mundo. Quiero hacerte sentir feliz dándote lo que realmente te mereces. No puedo garantizarte una vida perfecta, pero prometo hacer todo lo posible para estar presente en todos tus momentos especiales. Puedes confiar en mí en cualquier momento de tu vida como niño. Pero sobre todo, te daré mi mano para guiarte en todo lo que quieras hacer en la vida. Hoy, en el día de tu bautismo, pido con fuerza a Dios que te dé salud, prosperidad, amor y todas las cosas buenas que te mereces. Gracias (nombre de los padres) por este gran privilegio y por los momentos de amor que me habéis dado. Este regalo genuino calienta mi corazón perfectamente. No puedo agradecerles lo suficiente.
Compartir esta carta de muestra:
Activado Twitter Activado Facebook Activado Linkedin
¿Quiere usar este modelo?
Personalizar la carta Enviar la carta por correo electrónico Imprimir/Descargar la carta en PDF